Mayo 12 del 2023

¿Cómo y cuándo me beneficio del privilegio de cliente-abogado?

¿Cómo y cuándo me beneficio del privilegio de abogado y cliente?

Los abogados de pequeñas empresas

El privilegio abogado-cliente es una protección legal que mantiene confidenciales las comunicaciones entre un abogado y su cliente. Esta protección alienta a los clientes a comunicarse abierta y honestamente con sus abogados, sabiendo que sus comunicaciones se mantendrán confidenciales. Entre los aspectos más importantes del privilegio abogado-cliente se encuentra el asesoramiento que recibirás de parte de tus abogados, esto incluye el análisis de tu caso incluso antes de que contrates a la firma. Los abogados están obligados por ley a respetar y mantener en secreto toda la información y detalles que le comunican sobre su caso. En este proceso se realizarán discusiones sobre tu caso, compartir evidencias, documentos que respalden los hechos y sobre todo hacer todas las preguntas necesarias para que ambas partes entiendan bien el caso y los abogados puedan identificar las opciones legales.

En segundo lugar, el privilegio abogado-cliente respalda la confidencialidad de toda la información compartida. Este término se refiere a que los abogados no pueden compartir o divulgar tu información sin tu consentimiento. Es importante que tengas la confianza total de contarle a tus abogados todos los detalles que recuerdes sobre tu caso. Sin importar si crees que estos detalles pueden afectar tu caso o no. Tus abogados sabrán cómo manejar la información para armar tu caso legal.

En tercer lugar, en este tipo de relación existen las excepciones limitadas. Nos referimos a que existen ciertas excepciones en las que el privilegio puede no aplicarse. Te recomendamos consultar con tu abogado sobre estas condiciones para que te recomiende qué hacer. Un ejemplo es si revela tu intención de cometer un delito en el futuro, es posible que el privilegio no proteja esas comunicaciones.

En cuarto lugar, tú como cliente puedes renunciar a tu privilegio de abogado-cliente cuando lo desees. Mantén una comunicación abierta con tus abogados. Te recomendamos hacerles todas las preguntas que tengas para entender bien este beneficio y evaluar si te conviene trabajar con ellos.

El privilegio abogado-cliente es una protección legal que mantiene confidenciales las comunicaciones entre un abogado y su cliente. Esta protección alienta a los clientes a comunicarse abierta y honestamente con sus abogados, sabiendo que sus comunicaciones permanecerán confidenciales. Entre los aspectos más críticos del privilegio abogado-cliente se encuentra el asesoramiento que recibirá de sus abogados. Esto incluye el análisis de su caso incluso antes de contratar la firma. Los abogados están obligados por ley a respetar y mantener en secreto toda la información y los detalles que usted les comunique sobre su caso. En este proceso se llevarán a cabo discusiones sobre su caso, compartiendo pruebas y documentos que respalden los hechos y, sobre todo, haciendo todas las preguntas necesarias para que ambas partes comprendan bien el caso y los abogados puedan identificar las opciones legales.

En segundo lugar, el privilegio abogado-cliente respalda la confidencialidad de toda la información compartida. Este término significa que los abogados no pueden compartir ni divulgar su información sin su consentimiento. Es fundamental que tenga total confianza al contarles a sus abogados tantos detalles como pueda recordar sobre su caso. Independientemente de si cree que estos detalles pueden afectar su caso o no. Sus abogados sabrán cómo manejar la información para construir su caso legal.

En tercer lugar, en este tipo de relación existen excepciones limitadas. Queremos decir que existen ciertas excepciones en las que el privilegio puede no aplicarse. Te recomendamos consultar con tu abogado sobre estas condiciones para que te recomiende qué hacer. Un ejemplo es si revela su intención de cometer un delito en el futuro, es posible que el privilegio no proteja esas comunicaciones.

Cuarto, usted, como cliente, puede renunciar a su privilegio de abogado-cliente en cualquier momento. Finalmente, mantenga una comunicación abierta con sus abogados. Te recomendamos que les hagas todas las dudas que tengas para entender completamente este beneficio y valorar si te conviene trabajar con ellos.

Compartir
Compartir
Facebook
Twitter
LinkedIn
Whatsapp
Correo electrónico